Neuromodulación para líneas de expresión

10 Dic 2018 Blog

En CEMEL, y con el tratamiento de NEUROMODULACIÓN podrás decir adiós a las líneas de expresión de la frente, el entrecejo y a las patas de gallo, en 30 minutos y sin pasar por quirófano. La toxina botulínica –más conocida como Botox, aunque con fines estéticos se usan otros nombres comerciales: Azzalure, Boccouture o Vistabel- logra el rejuvenecimiento facial para que te veas más joven y favorecida, sin que los demás noten que te has realizado un tratamiento médico-estético. 

La toxina botulínica es una proteína que, infiltrada mediante una aguja muy fina, actúa relajando la musculatura. Al bloquear los impulsos nerviosos, la musculatura se relaja y las arrugas de expresión se van suavizando, llegando incluso a desaparecer. Los resultados son inmediatos pero no permanentes, ya que duran aproximadamente 6 meses. Después de este periodo, la paciente puede realizarse de nuevo el tratamiento.

El Botox es uno de los tratamientos faciales más solicitados en el ámbito de la medicina estética por sus resultados inmediatos. Sin embargo, es fundamental que quien te inyecte la toxina botulínica sea un especialista en medicina estética, con conocimientos de anatomía facial y con amplia experiencia, pues de ello depende que los resultados sean naturales. El Dr. Siridión Fleitas Lantigua lleva realizando esta técnica en miles de pacientes durante más de 15 años.

Resultados

Los efectos del Botox se observan habitualmente a partir del tercer día y de forma progresiva se van borrando las arrugas. El rejuvenecimiento es evidente y la expresión facial queda más relajada, dando una sensación de tener buena cara y un aspecto descansado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+