Tratamiento de Ojeras

27 Dic 2018 Blog

Las bolsas y las ojeras envejecen nuestra mirada y nos dan un aspecto de fatiga, convirtiéndose en una de las mayores preocupaciones estéticas. En CEMEL, es posible minimizar de forma muy efectiva las bolsas y ojeras sin tener que pasar por quirófano gracias a nuestro tratamiento de ojeras. Este tratamiento médico-estético es la técnica más eficaz para acabar con el aspecto de cansancio.

Corrección de Ojeras con Ácido Hialurónico

Antes de comenzar el tratamiento el paciente debe acudir a una primera cita en Clínicas CEMEL en la que nuestros profesionales elaborarán un diagnóstico de la piel del paciente. De este modo nos aseguramos de que el tratamiento será totalmente personalizado, en base a sus necesidades y características.

El tratamiento de Ojeras a base de ácido hialurónico no mejora las bolsas excesivas ni la flacidez, en clínicas CEMEL nuestros profesionales te asesorarán y te informarán de tu aptitud para el tratamiento.
Tras el diagnóstico se procede a comenzar con el tratamiento, que está dividido en 2 sesiones, una de infiltración del producto y la segunda, de seguimiento o retoque si fuera necesario. El intervalo entre sesiones será de cuatro semanas.

El tratamiento para la corrección de Ojeras se puede combinar con la toxina botulínica, la mesoterapia y el láser de CO2 fraccionado.

¿A quién está dirigido el tratamiento de corrección de Ojeras con Ácido Hialurónico?

Este tratamiento facial para combatir las ojeras y bolsas está especialmente indicado para aquellos pacientes – tanto mujeres como hombres – que quieran rejuvenecer su mirada y acabar con las ojeras y bolsas. Las ojeras pueden aparecer, tanto por la edad, los desequilibrios hormonales, el tabaco o por herencia genética.

Resultados del tratamiento para las ojeras

En una única sesión de nuestro tratamiento para las Ojeras se infiltra un vial con aguja fina de ácido hialurónico, y enseguida se aprecian los resultados. El objetivo es nivelar el tejido entre los paquetes grasos que rodean el ojo y el volumen sobresaliente de las mejillas, con la cantidad de producto suficiente como para igualar ambos relieves.
Tras la infiltración de ácido hialurónico notaremos cómo las bolsas se notan menos y que la ojera está menos oscura. Notaremos una mirada más joven y luminosa y nos veremos mucho más favorecidos al vernos al espejo.
Los resultados son prácticamente inmediatos, con una duración aproximada de 6 a 12 meses. La piel recupera el volumen de manera natural, se vuelve más luminosa y lisa.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+