Venus Freeze

2 Ene 2016 Blog

La flacidez es uno de los problemas estéticos más habituales. La pérdida de colágeno y elastina por el paso del tiempo, los cambios bruscos de peso, alteraciones hormonales,  la exposición al sol, la mala alimentación o el tabaco son algunos de los factores que provocan esta temida flacidez en la piel de las diferentes zonas del cuerpo. Una pesadilla para las mujeres cuando llega el buen tiempo y hay que mostrar la silueta y lucir un rostro relajado y terso. Hasta ahora la cirugía era casi la única opción para mostrar resultados. Afortunadamente, los avances en estética han puesto la solución a este problema al alcance de cualquier mujer.

Venus Freeze es una tecnología innovadora para tratamientos dermocosméticos no invasivos con resultados clínicos comprobados. El tratamiento consiste en aplicar la radiofrecuencia combinada con los campos magnéticos. Las dos tecnologías combinadas producen la estimulación del colágeno. Las zonas donde podemos aplicar Venus Freeze son: la cara, el cuello y el cuerpo.

Es importante tener en cuenta que la temperatura de nuestra piel oscila de 32 a 35 grados,  y para que el tratamiento sea eficaz tenemos que conseguir una temperatura óptima en facial de 39 grados y en corporal de 41. Una vez que alcanzamos esta temperatura óptima tenemos que mantenerla entre tres y cinco minutos trabajando en la misma zona para que haga el efecto lifting, y así en cada una de las zonas corporales. Cuando se aplica en facial se obtiene un efecto flash que hace que los resultados se vean más rápido que en corporal. Con este tratamiento conseguimos una mejoría notable de la flacidez, la elasticidad y de las condiciones de la piel en general.

“Recomendamos un mantenimiento cada tres o cuatro meses o lo mejor sería que cada mes se pudiera hacer una sesión para ir manteniendo los resultados”.

foto de venus freeze

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+